Gestión de la asistencia sanitaria individual: eficacia

octava